domingo, 26 de agosto de 2012

CONSEJOS ÚTILES PARA LA PODA




La poda es el proceso que consiste en el recorte o limpieza  que se aplica a los árboles y plantas para su mayor rendimiento.

Para climas mediterráneos, hay dos podas importantes, en invierno y verano. Es recomendable realizar la poda de invierno sobre finales de octubre o principios de noviembre, aunque puede variar en función de la temperatura, lo más importante es no realizarla en los meses más fríos para evitar que cale en el interior de los cortes, y evitar así que se nos hielen las plantas.

Estas podas son muy necesarias para la buena salud de las plantas, árboles, arbustos etc., evita malformaciones de crecimiento, excesos de ramajes, acumulación de hojas secas que pueden producir enfermedades o favorecer la intrusión de alguna plaga, y a su vez vigoriza su crecimiento, haciendo que vuelva a crecer con su mayor esplendor.

Las podas de verano, se suelen aplicar principalmente para el control de la planta, para conducir su tamaño según queramos, también el cuidado básico como la eliminación de la floración ya pasada con lo que conseguiremos una posible segunda floración antes de terminar el verano.


Para poner en marcha este proceso del cuidado sobre nuestras plantas, tendremos que asesorarnos de cómo hacerlo según la planta, pero en general podemos practicarlo  realizando un corte transversal limpio a 2cm aproximadamente sobre la yema, las tijeras han de estar bien afiladas a la hora de realizar el corte y no dejar roturas que puedan favorecer la entrada de enfermedades.

Espero que estos consejos básicos para la poda os puedan servir para que miméis vuestro jardín este otoño próximo. 

Saludos.

1 comentario:

  1. Veo que te acabas de iniciar en esto de los blogs jardineriles María Ester. Aunque al principio no tengas seguidores no lo dejes. Es algo muy gratificante escribir sobre lo que nos gusta.
    Saludos Lourdes y gracias por los consejos

    ResponderEliminar